Zarpazo del Inter al campeonato a costa de una Fiore con fútbol, pero sin gol

Partido de récords para el Inter, que nunca había ganado cuatro veces seguidas en Florencia a lo largo de su historia y ya puede decir que ha desbloqueado dicho hito. Además, Lautaro anotó su decimonoveno gol del curso en Serie A, con el que igualó a Mauro Icardi como máximo anotador argentino de la historia del club.

Los de Simone Inzaghi le dieron un buen zarpazo a la Serie A, recuperando el liderato, a pesar de tener un partido menos que la Juve, su próximo adversario, en el que puede ser un encuentro que de ganar los nerazurri, les acerque mucho al objetivo final.

El inicio de partido ya se lo hemos visto varias veces al Inter a lo largo de la temporada, comienza los encuentros agazapado, haciendo ver que está siendo dominado para aprovechar los errores del rival y los espacios a la espalda de sus defensas para castigar con Lautaro y Thuram con campo para cabalgar.

El conjunto viola tenía la pelota, pero la primera fue del Inter. En un error en salida de balón de Martínez Quarta, que le dio el balón a Lautaro y éste condujo hasta llegar a zona de remate, en la que lanzó un tremendo trallazo que tropezó en su compatriota y golpeó en el larguero. Era un aviso, de alguien que cuando apunta suele acertar.

Nzola, una pesadilla para la defensa del Inter

La Fiorentina encontró a la espalda de la zaga interista la mejor manera de crear ocasiones, con Nzola ganando una y otra vez todas las acciones. En el 10′ definió por debajo de las piernas de Sommer, pero estaba en fuera de juego. A lo largo del partido lo intentó tantas veces que acabó amenazando mucho, sin éxito.

La misma fórmula empleó el Inter para encontrar a Thuram al espacio, quien puso un pase de la muerte a Augusto y Faraoni la salvó de manera milagrosa propiciando un córner. A la salida del saque de esquina, un espectacular cabezazo en el primer palo de Lautaro, con un gran giro de cuello puso la ventaja en el marcador. Su decimonoveno del curso en competición doméstica.

Lo intentaron los de Vincenzo Italiano antes del entretiempo, con Nzola jugando al gato y al ratón con la defensa, pero sin poder superar a Sommer. También reclamaron un penalti por agarrón de Bastoni a Ranieri. Sigan dijo el árbitro.

Ejercicio de resistencia del Inter en la segunda mitad

La Fiore achuchó con todo, con balones centrados, con pases entre líneas e incluso teniendo la oportunidad de lanzar un penalti tras una salida de Sommer en la que le propinó un puñetazo involuntario a Nzola. Asumió la responsabilidad Nico González y el suizo le adivinó las intenciones y lo paró con relativa facilidad. El veterano cancerbero había puesto el candado bajo palos y parecía imbatible.

El Inter, que se dedicó a sostener el marcador y aguantar las acometidas de los locales, sí que encontró la portería en una de las pocas que tuvo. Fue en un precioso tanto de Arnautovic, que se hizo con un rechace dentro del área, lanzó una pisadita de fútbol sala  y definió con clase. El VAR avisó al árbitro de que había un claro fuera de juego en el inicio de la jugada. La Fiore demostró que juega muy bien a fútbol, el Inter que está para grandes cosas esta temporada.

Comprar camiseta Inter Milan 2023-2024, greatest quality, telas de poliéster de alta calidad seleccionados, tienen muy buena elasticidad cómoda y tenacidad.Comprar camisetas de futbol replicas baratas: www.camisetasclub-es.com.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *